eL bLoG dE 8B ~ GIMNASIO PEREIRA

SOBREVIVIENDO ENTRE LUCHAS POR AMOR Y SALVAJISMO

Posted on: abril 2, 2008

SOBREVIVIENDO ENTRE LUCHAS POR AMOR Y SALVAJISMO 

 

Del conquistador Delgado,

Para los Reyes Católicos,

(Octubre de 1723)

Reciban un ustedes un abanderado saludo, les he de contar en  esta crónica lo maravilloso  que nuestros ojos pueden llegar a ver, bellezas tan salvajes y sentimientos reunidos en un solo instante, que llegan a producir sensaciones desconocidas en nuestros cuerpos; no sensaciones de emoción o desesperación ocurrentes en nuestra vida cotidiana; esto es algo real o más bien algo bestial.

Es algo tan abstracto, pero a la vez tan carnal. Con mi descripción he logrado vivir ese instante de nuevo, tan solo escribiéndolo con esta pluma; recuerdo todos los colores tierra que envolvían el instante, la semidesnudes del cuerpo esbelto de la indígena, su piel bronceada y sobre su pecho un pequeño niño. 

Por sus largas piernas se encontraba una bestia, tal vez de un color verdoso, pero repugnante. Todos los personajes de aquella lucha contrastaban con el momento lleno de angustia y terror.Yo me encontraba frente a ellos, detrás de un arbusto, enfrentando mi cobardía, aun más cuando me sentía observado por la bestia.

Los sonidos q se producían en la escena eran violentos y aterradores, eran tal vez los maullidos y gritos  que ayudaban con mi nerviosismo, aun no lo sé.

Todo me parecía una pesadilla, pero no, era totalmente real, fue una pelea, pero por las que valen la pena luchar, por amor, por el de un hijo.Ese instante me llevo a mi hogar y recordé todos los momentos q he disfrutado con mis hijos tomando conciencia de que no hay mas amor que el de un padre a su hijo, como lo demostraba la indígena  en lucha contra la bestia verdosa.

La bestia avanzaba hacia la mujer y su pequeño hijo, ella solo emitía sonidos que en mi producían pavor, el cuerpo de la indígena se balanceaba hacia atrás, en un momento mi valentía apareció, sintiendo ganas de destrozar al animal, pero no, solo fueron deseos, porque mi cobardía volvió, y se quedo conmigo hasta ahora.

La bestia tenía una cola larga y pesada que balanceaba con fuerza hacia la mujer, en uno de esos movimientos le pego a la indígena dejándola inmóvil y rápidamente con sus dientes mordisqueo los dedos del niño desgarrándoselos, el niño lloraba, la indígena seguía en el piso adolorida y yo solo me encogía mas entre la selva, paralizado deje de escuchar el llanto del niño y preocupado me levante silenciosamente para ver lo que había ocurrido.Cuando me levante el niño no estaba y la bestia tampoco, la indígena todavía se encontraba allí, pensé detenidamente y me di cuenta de que el animal ya había comido, se había tragado al niño.

No sabía qué hacer, me sentía devastado y poco hombre, al no poder ayudar a esa pobre mujer, pedía perdón ante Dios, observe lentamente hacia donde había ocurrido la catástrofe y me asegure de que la bestia no estuviera, dirigiéndome hacia la indígena que lloraba por la pérdida de su hijo, me acerque lentamente y le dije que nos fuéramos, ella me miro asustada y se puso de pie rápidamente; Pensé que yo le producía miedo, pero no era yo, voltee y estaba la bestia, reaccione y cogí a la mujer del brazo y corrimos entre la selva, no volví a ver al animal, pero si vi algo peor, la tristeza y amargura de de la indígena, demostrados por sus lágrimas q recorrían lentamente su rostro.

Trate de calmarla, pero no lo lograba, ni siquiera yo me había relajado. Todo era opaco, para mi nada tenía sentido, ni color, me imagino que para la indígena mucho menos.

No van a creer esto, pero no pude comunicarme con ella, pues hablaba una lengua muy extraña y solo me decía algo como LE TANTON LA SOFEIRON E MOLEITON, yo no sabía que decirle, lo único que se me ocurrió fue escribirle una carta que decía lo triste y mal que me sentía por no poder haberla ayudado, por mi falta de valentía, le exprese sobre los sentimientos y sensaciones que me había producido esa lucha por defender un hijo, la prueba de unión y amor.

Lo más probable es que esta mujer, no me haya entendido, pero solo encuentro una explicación de porque lo hice, para desahogarme, para no tener mi conciencia invadida de culpa y tristeza.

Abandone a la indígena en una aldea cercana y me dirigí a partir a mi ciudad natal con confusiones, sentimientos y deseos de investigar sobre la bestia.Pasaron los años y yo seguía en búsqueda de noticias de la bestia, pero nadie lograba comprenderme, y hasta me tildaban de loco, entonces decidí ponerle un nombre a la bestia de piel rugosa, dientes afilados y cola larga, le denomine cocodrilo, lo dibuje y lo divulgue por mi ciudad siendo así mi mayor logro y descubrimiento.

Hoy en día todos saben que esta bestia un día de octubre se comió a un niño y más tarde en una aldea cercana trituro a su madre, lo que nadie sabe es si solo existe un cocodrilo.

Conquistador, Delgado.

1 Response to "SOBREVIVIENDO ENTRE LUCHAS POR AMOR Y SALVAJISMO"

Muy bien, conservaste tu estilo y cumpliste con las características de la crónica de indias. Claro que ellas no fueron tan “románticas”. Pilas con las tildes en los verbos conjugados en pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

abril 2008
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Estudiantes

A %d blogueros les gusta esto: