eL bLoG dE 8B ~ GIMNASIO PEREIRA

UN DIA EN LA VIDA DE UN INGENIERO AGRONOMO

Posted on: junio 7, 2008

UN DIA EN LA VIDA DE UN INGENIERO

AGRONOMO

Escuchando el canto de los pájaros en una tarde calurosa decidí caminar por una finca a observar el paisaje.

Cuando me senté a descansar de mi largo trayecto, vi al dueño de aquella finca hablando con un señor el cual le explicaba algo que yo no entendía muy bien y le daba instrucciones de cómo mejorar sus cultivos.

Aquel señor era alto, trigueño, tenía el cabello color negro y corto y casi siempre vestía de amarillo.

Cuando se desocupo me le acerque y le pregunte que tanto le explicaba al dueño de la finca, entonces me conto y nos quedamos un buen tiempo conversando sobre su vida, mientras nos tomábamos una gaseosa, no aguante la curiosidad y le pregunte porque siempre usaba una camisa de color amarilla y el me dijo “porque se adopto por parte de la gerencia técnica de La federación nacional de cafeteros de Colombia, el uso de una camiseta amarilla por el servicio de extensión, que es conformado por todos los ingenieros agrónomos, técnicos y tecnólogos, que trabajamos con los caficultores y comunidades rurales transfiriendo tecnología y que nuestra labor se desarrolla en el campo y se necesitaba algo que nos identificara ante los problemas de inseguridad, guerrilla etc., se determino el uso de la camiseta amarilla y por eso nos llaman el ejercito de paz vestido de amarillo”…y después me conto porque le gusta hacer su trabajo este es un trabajo muy interesante, y entre a el porque: me gusta mucho el campo, por tradición familiar, porque me gusta el contacto con comunidades, y hay encuentro la oportunidad de poder conocer mucha gente y de poder ayudar a familias a progresar o a que mejoren su calidad de vida me decía mientras tomaba gaseosa.

Durante mucho tiempo he tenido la oportunidad de conocer muchos lugares, mucha gente, muchas fincas comentaba mientras movía las manos.

Entre una y otra historia le pregunte, como era su vida diaria, y el me dijo:

Todos los días cuando el reloj marca las 7:00 de la mañana comienzo con mi labor con la comunidad, como todos los días, llego a mi oficina. Y Sentado en mi escritorio y tomándome una taza de café empiezo a elaborar informes.

Después atiendo caficultores que solicitan asistencia técnica. En otra sala donde me siento en una mesa alrededor de varias sillas en las cuales se sientan los caficultores a preguntarme sus inquietudes

Y mientras me contaba esto nos fuimos a caminar y nos adentramos por el campo. Y me siguió contando que mas tarde elabora solicitudes de crédito y atiende llamadas telefónicas de los propietarios cafeteros, y en algunas ocasiones asiste a reuniones programadas por su jefe.

“Siendo alrededor de las 9:00 de la mañana me desplazo hacia las veredas de Pereira, cumpliendo una programación de visitas planeada, que establece entre tres y cuatro fincas por día”

Entonces me sentí muy cansada y le pedí que descansáramos un poco, pero que siguiera con su historia.

Entonces continúo:

Y me comento que Al salir de su oficina a su primera finca del día, se monta en su carro y sale a recorrer toda la ciudad hasta llegar a su destino, en donde se encuentra al caficultor, a toda su familia y los animales de los cuales se tiene que proteger, como es el caso de los perros bravos que nunca faltan en las fincas.

Después pasa a la casa del caficultor y se entrevista con el, con el propietario o el administrador de la finca, estableciendo las situaciones mas criticas o problemas de la finca en las que requieren asesoría técnica.

“Más tarde, después de que converso un momento salimos los dos a hacer un recorrido por los diferentes lotes de la finca, el cual puede durar de una a dos horas”. Decía mientras se recostaba en la silla y seguía con su historia.

Mientras Recorre toda la finca con las botas empantanadas y el sol en su cara, evalúa el estado del cultivo en cuanto a sanidad, presencia de plagas o enfermedades y estado nutricional, y contesta todas las preguntas y dudas que el caficultor le hace.

Cuando llega el medio día, muy eventualmente le brindan almuerzo, entonces el se sienta con toda la familia y el caficultor en la mesa.

“en este tiempo y espacio tengo la oportunidad de conocer más al grupo familiar conociendo más profundamente su entorno, sus orígenes, su conformación, problemas, expectativas ganándome su confianza y estableciendo un vínculo mas estrecho, el cual facilita mi trabajo y puede ser mas exitoso porque así voy a lograr que el adopte las recomendaciones técnicas y se convierta en un amigo y en la persona que le puedo ayudar a progresar y mejorar en su actividad económica”.

Al terminar el almuerzo sigue con su recorrido. Después concluye la visita dejando una recomendación escrita basada en las observaciones para mejorar la producción de cada uno de los lotes y cultivos, con instrucciones de manejo de agroquímicos y forma de aplicación además se corrigen errores y se dan recomendaciones técnicas a los problemas encontrados.

Al finalizar la visita procede a desplazarse a otras fincas y seguir el mismo procedimiento, seguramente encontrándose otra situación distinta hasta cumplir con las tres o cuatro visitas del día.

En algunas ocasiones realizo reuniones con grupos de caficultores en un numero aproximado de 20 personas, a los cuales les transfiero conocimientos técnicos para que sean adoptados y lograr así un mejoramiento en su rendimiento, productividad e ingreso, en pro del bienestar del caficultor y su familia

Según me di cuenta su labor continua hasta las 5:00 o 5:30 de la tarde, hora en la cual regresa a su oficina en el “comité de cafeteros” para realizar informes hasta las 6:00 o 6:30 de la noche.

Y finalmente se desplaza a su casa a descansar y reiniciar su labor al día siguiente.

La mejor experiencia de trabajar como un ingeniero agrónomo es el trabajo social con personas y comunidades que es muy interesante porque se ayudan a que estas familias mejoren su calidad de vida e igualmente se tiene la oportunidad de aprender su cultura, sus valores, sus sueños y tener la gran satisfacción de ver su progreso.

LAURA MARCELA ALZATE ZULUAGA

3 comentarios to "UN DIA EN LA VIDA DE UN INGENIERO AGRONOMO"

Es muy buena esta historia, pero mi pregunta es y la vida personal de un ing. Agrònomo donde queda?, por que el se dedica todo el tiempo a su trabajo, se entrega en cuerpo y alma

mi experiencia dice que hay muy pocos ingenieros realmente comprometidos con lo q hecen y luego en el campo el agronomo pocas veces lo valoran, es mal pagado y casi nunca sele reconoce

yo estoy pensando estudiar esta carrera y tiene fuente laboral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

junio 2008
L M X J V S D
« May   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Estudiantes

A %d blogueros les gusta esto: